Enero de 1995
Edición revisada en enero y agosto de 1996,
septiembre de 1997 y enero de 1999

Normas: Adquisiciones con Préstamos del BIRF y Créditos de la AIF,
Edición revisada en Enero de 1999


Apéndice 3

D E S E M B O L S O S
  1. La responsabilidad por la ejecución del proyecto, y por consiguiente por el pago de los bienes, obras y servicios comprendidos en él, es exclusivamente del Prestatario. Por otra parte, el Convenio Constitutivo del Banco dispone que éste debe desembolsar los fondos de los préstamos que otorga sólo a medida que el Prestatario incurre en gastos. Los desembolsos de los préstamos se efectúan solamente a solicitud del Prestatario, el cual, al presentar una solicitud de retiro de fondos, debe presentar comprobantes de que los fondos han sido utilizados de conformidad con lo dispuesto en el Convenio de Préstamo. El pago se puede efectuar i) como reembolso al Prestatario por pago o pagos que éste haya efectuado con sus propios recursos, ii) directamente a terceros (generalmente un proveedor o consultor), o iii) a un banco comercial para pagar gastos en virtud de un compromiso especial emitido por el Banco Mundial que cubra una carta de crédito de un banco comercial.

  2. Dos procedimientos ampliamente utilizados y que tienen requisitos especiales son el de los estados de gastos y el de las cuentas especiales. El primero se emplea para reembolsar al Prestatario cuando la documentación correspondiente sería engorrosa o voluminosa (por ejemplo, gastos en obras civiles construidas por administración o pagos por concepto de contratos u órdenes de compra de pequeño monto). En el caso de los retiros de fondos conforme al sistema de los estados de gastos, el Prestatario presenta un formulario con detalles sobre los gastos (el formulario de estado de gastos) y retiene la documentación original, para su examen ulterior en el terreno por auditores independientes y las misiones de supervisión del Banco.

  3. Las cuentas especiales son cuentas rotatorias cuyos fondos provienen de un anticipo de un préstamo del Banco y que el Prestatario debe usar exclusivamente para cubrir la parte de los gastos en moneda nacional y extranjera que le corresponda financiar al Banco. El principal objetivo de la cuenta especial es ayudar al Prestatario a superar problemas de flujo de fondos y acelerar los desembolsos. El Prestatario usa los fondos de la cuenta para pagar a los contratistas, proveedores y otros, y el Banco repone los recursos de la cuenta especial regularmente, contra recibo de una solicitud de retiro de fondos del Prestatario acompañada de documentación apropiada que demuestre que los pagos han sido efectuados. Hacia el final del desembolso del préstamo el Banco inicia un procedimiento de recuperación para obtener documentación cabal respecto al monto del anticipo pendiente.

  4. En el Convenio de Préstamo y la carta de desembolso se describen los procedimientos que han de seguirse para el desembolso del préstamo, contándose entre ellos disposiciones sobre financiamiento retroactivo, la forma de efectuar los desembolsos a través de la cuenta especial, los requisitos exigidos para la administración de dicha cuenta y el valor mínimo de la solicitud de retiro de fondos. Este último varía según el monto del préstamo y la índole del proyecto. Cuando existe una cuenta especial, el valor mínimo es generalmente entre el 10% y el 33% del total depositado en la cuenta como anticipo. En el método de pago especificado en los documentos de licitación se tomarán en cuenta los procedimientos que hayan de seguirse para el desembolso del préstamo en cuestión.

  5. En el Manual de Desembolsos aparece una descripción completa de los procedimientos empleados por el Banco para los desembolsos.








Página Principal




Desarrollado por:
Sistematización de Información
UNAOPSPF

http://www.secodam.gob.mx/unaopspf/unaop1.htm